...

Cómo el iPhone ha cambiado nuestras vidas en sólo 10 años

El 9 de enero de 2017 es un día trascendental para Apple. Tal día como hoy, hace diez años, Steve Jobs anunció la primera generación del iPhone. Se trataba de un dispositivo que combinaba tres productos a la vez: "un iPod con pantalla táctil panorámica, un revolucionario teléfono móvil y un innovador dispositivo de comunicación para Internet". Hace ya una década que el iPhone revolucionó nuestra forma de pensar y de vivir.

Ya no recordamos los días en los que teníamos que pedir indicaciones o utilizar mapas de papel en zonas desconocidas. O que tuviéramos que llevar un montón de artilugios diferentes todo el tiempo. Un teléfono para llamar o enviar mensajes de texto, un reproductor de mp3 o un reproductor de casetes portátil para escuchar música, un reproductor de mp4 para ver clips también, una cámara para hacer fotos. Los servicios inalámbricos o la transferencia de datos estaban fuera de lugar entonces.

Y así, a principios de enero de 2007, el fundador de Apple, Steve Jobs, hizo una demostración del primer iPhone. Esto ocurrió en la conferencia Macworld Expo de San Francisco. El dispositivo tenía una pantalla táctil que permitía escribir, "deslizar" y ampliar los datos mostrados. El dispositivo ofrecía muchas posibilidades y al mismo tiempo era fácil de entender para los usuarios. Steve Jobs sostenía que "lo simple puede ser más difícil que lo complejo". Así, el primer iPhone se convirtió en un miniordenador que incluso los niños podían manejar.iphone-4s_iphone_5s_iphone_6_iphone_6_plus__ua-mac-com_-600x340

La vida de una persona ha cambiado drásticamente

Desde entonces, el desarrollo del iPhone no se ha detenido, cada año los productos mejoran más y más. Apple se ha convertido en la marca más cara del mundo. Otras empresas intentan seguir el ritmo y fabricar productos similares. Compara: en 2007 las ventas mundiales de smartphones alcanzaron los 122 millones y en 2016 esta cifra ya era de mil quinientos millones.Los smartphones ocupan una parte importante de nuestras vidas. Este pequeño y muy funcional dispositivo está siempre a mano y nos facilita mucho la vida. Los científicos calculan que miramos la pantalla de nuestro smartphone casi 200 veces durante el día. Nos levantamos y nos acostamos con ella. Según la socióloga estadounidense Sherry Turkle, los smartphones nos han convertido en "una especie de personas robot". En el transporte público, casi todos los pasajeros miran fijamente las pantallas de sus gadgets, y hay que decir que nos hemos acostumbrado a ello. También se ha convertido en la norma que la gente tome fotos de todo y en todas partes: la arquitectura, la comida, los animales, ellos mismos... todo ello es posible gracias al iPhone. El verano pasado fue recordado por una especie de boom: mucha gente se enganchó a un juego que mezclaba la realidad y el mundo virtual, Pokemon Go se convirtió en el llamado deporte del pueblo, todo gracias de nuevo al smartphone.passazhiri-v-telefonah_ua-mac-com_-600x436Gracias a los dispositivos móviles, siempre podemos estar al tanto de las últimas noticias, estar cerca de nuestros seres queridos o comprobar lo que ocurre en el trabajo. Pero sobre el último punto, no siempre es algo bueno. A menudo la gente pierde de vista la línea que separa el trabajo del ocio. Según una encuesta realizada por la empresa de sondeos YouGov el pasado verano, una de cada dos personas revisa su buzón de correo electrónico del trabajo al final de la jornada laboral. Y casi uno de cada tres lo hizo al menos una vez durante sus últimas vacaciones. Al mismo tiempo, 40% encuestados dicen que les molesta que su pareja revise el correo electrónico de la empresa mientras está de vacaciones. Y uno de cada tres percibe como una carga la posibilidad constante de acceder libremente al trabajo. Pero, por el momento, algunas empresas responden a estas frustraciones y, por tanto, prohíben el envío de correos electrónicos relacionados con el trabajo en su tiempo libre.

El poder del smartphone sobre el individuo

Y en general, en cierto sentido, estamos subordinados a los smartphones. Los ordenadores son capaces de evaluar nuestras acciones, predecir nuestras acciones futuras o adivinar nuestras preferencias. Estos pequeños aparatos son capaces de proporcionarnos servicios sin los que ahora es difícil imaginar nuestra vida. Se han convertido en una especie de droga, ya que no es raro que la gente sea incapaz de vivir un minuto sin su smartphone. Si falta o se rompe, algunos usuarios experimentan un estado de miedo e incluso de shock. Existe una noción llamada "nomofobia" o un trastorno mental conocido como "iDisorder": el miedo (fobia) a estar sin o lejos de un teléfono móvil. En el mundo actual, las enfermedades asociadas a esta adicción en particular son ampliamente conocidas. Las personas que utilizan constantemente sus teléfonos son propensas a sufrir problemas como el estrés, la hipertensión, los trastornos del sueño y, en el peor de los casos, la devastación emocional o la depresión. Por eso, por muy útiles y necesarios que sean estos ayudantes de bolsillo, no debemos perder el control sobre nosotros mismos y nuestra vida real.Fuente

Подписаться
Уведомить о
invitado
0 Comentarios
Межтекстовые Отзывы
Посмотреть все комментарии
es_ESSpanish